miércoles, 28 de julio de 2010

P E R D Ó N


Podría pasar horas y horas frente a este monitor, borrando cada vez que escribo, pensando en una gran entrada, pero la inpiración nunca llega así...

En estos momentos se me ocurre hablarles del
PERDÓN.

Perdón... esa palabra tan corta de tan díficil aplicación, cuyo significado no te dice como perdonar.

Es muy fácil decir "perdoname" y muy fácil decir "te perdono", ¿Pero, de verdad estas perdonando o pidiendo perdón?

Por experiencia puedo decirles que aunque lo digas una y otra vez no la heces, porque no has eliminado el reconcor y el odio, solo los escondes mientras dices "perdoname o te perdono" pero cuando ese instante pasa y te alejas de la persona y de pronto tienes un doloroso recuerdo, que deja salir el odio y no quieres saber de esa persona.

Perdonar puede tomar tantos años como tu lo permitas, tanto como dejes avanzar a tu orgullo, tanto como dejes ensuciarte con odio y manches tu felicidad con sentimientos que cada día te hacen la vida más pesada, y no te permiten sacar eso que realmente eres...

No se mantengan atados a un rencor del pasado, el pasado no debe opacar su presente y mucho menos arriesgar a su futuro.

PD: Me parece que no fui muy clara, pero intenten entenderle, se los dejo de tarea.
Ah! y si hay nuevos que siguen este blog, diganme para checar el suyo :D

*gracias por leer :D*



1 comentario:

  1. será que me cuesta perdonar a otr@s y a mi misma, mucho más; que he entendido tus palabras sin la menor dificultad. :) Un placer leerte de nuevo, siempre dándome que pensar. Un beso enorme.

    ResponderEliminar

...vidas...